Conecta con nosotros

Mercado

Los Sixers aciertan con la renovación de Joel Embiid

Solo 31 partidos sirven a Joel Embiid para firmar cinco años y 148 millones. ¿Acierta Philly? Sin duda.

Digital Plume Hunter

Wojbomb en toda regla. Adrian Wojnarowski nos recuerda quién es el rey de las exclusivas en la NBA estas últimas semanas. Y la última información lo jusitifica: Joel Embiid renueva con los Philadelphia 76ers. El fenómeno mediático firma cinco años y 148 millones. Pero hay trampa y mucho más.

 

Las primeras reacciones a la renovación de Joel Embiid

Cuando un jugador renueva por tales cantidades económicas las redes siempre lo muestran. Cuando lo hace Joel Embiid, rey de reyes en Twitter, se desatan. Estas primeras oleadas de comentarios apuntaban a lo mismo: un jugador que en tres años solo suma 31 apariciones en la NBA. Hasta Greg Oden jugó más.

De hecho el “center” puede embolsarse más dinero. En el caso de entrar en alguno de los All-NBA Team o de ser MVP podría alcanzar los 178 millones. Arda Twitter.

En líneas generales todos los seguidores apuntan a lo mismo. Con esa cantidad de lesiones y billetes, operación muy arriesgada de los Sixers. Un movimiento que apuntaba a acierto total o fracaso absoluto. Sin medias tintas. Hasta que se fueron desvelando detalles.

 

Los Sixers se protegen y aciertan

Este tweet de Zach Lowe es muy significativo. Uno de los expertos de primera línea de la NBA dice que la renovación de Joel Embiid le ha sido descrita como “quizás la más compleja” de la historia de la liga. Protecciones salariales o incentivos por mantenerse sano. Seguro que veremos estos términos en el contrato.

Muy necesario.

Shams Charania tuiteaba poco después de saltar la bomba. El líder de The Vertical decía que solo la mitad de esos 148 millones estaban garantizados. Sin duda sería un movimiento espectacular de ser cierto, pero Charania borraba el tweet poco después.

 

Joel Embiid tiene todo por demostrar

Su impacto en pista es innagable. Corrector del aro, ancla defensiva, excelence reboteador, juego de pies, tiro exterior, ataca de cara al aro, visión de juego… Joel Embiid hace absolutamente de todo, menos jugar. Es completamente necesario que demuestre poder mantenerse sano en el tiempo.

Ya no solo es una de las estrellas jóvenes de la liga, es una referencia para la comunidad de Philadelphia. Un ídolo. Un icono que encarna el proceso del “tanking” y el resultado de este. Sin él se verían desprotegidos, sin una figura angelical. Por muchos Ben Simmons o Markelle Fultzs. Joel Embiid es mucho más que el mejor jugador de estos Sixers.

 


 

¿Aciertan en Philadelphia al dar este contrato a Joel Embiid? Sin duda alguna, aunque falta ver las protecciones que tiene. De no llegar a un acuerdo y ser agente restringido en 2018, alguna franquicia le daría un máximo sin esas condiciones. El contexto para los Sixers es el ideal dentro de la falta de fortuna.

Una renovación que supone una apuesta que querían y debían hacer. Y realmente, por muchas complejidades que resuma el contrato, es un “all-in”. Será blanco o negro. Si Embiid funciona y por lo tanto domina hablaremos de uno de los mejores movimientos de la historia de la franquicia.

Si por el contrario las lesiones devastan al jugador. Si las lesiones no nos permiten ver esa risueña y tirana figura hablaremos de fracaso estrepitoso. Y aún así, con esta renovación, dispondrán de 40 millones de espacio salarial el próximo verano.

Los Sixers hacen lo que debían. Ahora es el turno de Joel Embiid para demostrar que no se equivocan.

Comentarios

Más en Mercado