Conecta con nosotros

NBA

Nerlens Noel, desde el banquillo: ¿cómo serán los nuevos Mavericks?

El cambio de estilo de los Mavericks afectará a Nerlens Noel. Analizamos cómo jugarán esta temporada los de Rick Carlisle.

Dirk Nowitzki ReDraft

La “modernización” llega a las franquicias NBA y no solo por el cambio de marca en sus equipajes. Muchos equipos avanzan hacia lo que se considera como “baloncesto moderno” y así modifican su plantilla para ello. Los aleros ya son considerados ala-pívots muy abiertos y los “pequeños” lo forman un base y dos escoltas. Este es el caso, presumiblemente, de los nuevos Dallas Mavericks. Con la renovación de Dirk Nowitzki, su edad y el eterno respeto que se le tiene, Rick Carlisle ha decidido moverle a la posición de pívot, que le exigirá menos físicamente,  para así poder seguir aprovechando sus aptitudes ofensivas, aún intactas.

Por tanto, los Mavs contarán con un quinteto de lo más eléctrico. Con Dennis Smith Jr al mando, uno de los proyectos más esperanzadores de esta camada del Draft 2017, la franquicia espera asegurarse un futuro bajo su liderazgo. Entre las opciones como escoltas titulares destacan Seth Curry, quien demostró el año pasado que puede ser un importante activo anotador en la rotación de los de Texas, gracias a sus 12.8 puntos por partido. Por otro lado, Wesley Matthews, un perro de presa que desempeñará las funciones de alero en un quinteto de lo más dinámico. Su presencia sería muy importante, pues a su buen tiro en estático se le añade su valor defensivo, quizás el único valor real que el quinteto tendrá mientras disputen minutos juntos.

En el apartado “interior” encontramos las novedades más importantes del esquema de Carlisle. Harrison Barnes pasaría a jugar de falso “cuatro”, uniéndose a los numerosos aleros altos que vemos adaptarse a esa posición (Crowder, Giannis, Carmelo…). Durante su etapa en los Warriors, Barnes fue utilizado ocasinalmente como ala-pívot, aún con Mark Jackson en el banquillo. El actual analista NBA tendía a fomentar los aclarados para que el por aquel entonces número siete del Draft aprovechara su físico en el poste. Ahora, volverá a ver su juego más cercano a la pintura, sobre todo atrás. Barnes deberá enfrentarse a jugadores más corpulentos que él, y sus cinco rebotes por partido no dan muchas esperanzas de cara al nuevo rol que desempeñará. No obstante, en el apartado ofensivo sí volverá a ser importante tras los casi veinte tantos de promedio del año pasado.

Danny Bollinger (CC) (modificado por Alex Güell)

Por último, Dirk Nowitzki. El alemán está en el final de su carrera pero por talento puro y por respeto a una leyenda, en las oficinas de los Mavs no contemplan la opción de que salga desde el banquillo. Su legado es tal que Carlisle ha decidido moverle a la posición de “center” con tal de no sacarle del quinteto inicial. Cierto es que su minutaje disminuirá, pero con este cambio de puesto, el gasto físico de Dirk no será tanto como lo era jugando de ala-pívot, donde se tenía que enfrentar a jugadores mucho mejores físicamente que él.

Los nuevos Mavericks pintan como un equipo muy rápido y dinámico, con mucha capacidad para el tiro (contando con que Dennis Smith Jr asumirá su rol desde el principio y superará los 18 puntos de la pasada temporada en NCAA), donde la defensa no parte como asunto esencial en los esquemas, y sí lo hace el aspecto ofensivo.

La defensa es tan poco primordial, que el entrenador ha decidido sacar del quinteto titular a uno de los mejores hombres defensivos de su roster. Nerlens Noel comenzará la temporada desde el banquillo haciendo las funciones de sexto hombre. Ante el inminente ocaso de Nowitzki, la franquicia de Mark Cuban tendrá como reserva a uno de los mejores pívots defensivos que tendrá la NBA durante los próximos años. En un quinteto tan ofensivo como el que Dallas dispondrá en esta temporada, la figura de Noel como pívot va como anillo al dedo. Su perfil defensivo e intimidador, y a la vez poco ofensivo, concuerda perfectamente con lo que le rodeará sobre el parqué.

Nerlens Noel

Digital Plume Hunter

Pero, además del profundo respeto hacia Nowitzki, quizás la decisión del “banquillazo” se haya visto potenciada por otros factores. Y principalmente, por las negociaciones del contrato de Noel. El ex de Philadelphia se acogió a la “Qualifying Offer”, una opción que le permite convertirse en Agente Libre sin restricciones el próximo verano. Esta decisión ha podido contribuir al planteamiento táctico de la temporada por parte del entrenador, en cuanto a que no ve en el jugador una opción de futuro que pulir.

Está muy claro que las opciones de crecimiento de los Mavericks pasan por Dennis Smith Jr, firme candidato al ‘Rookie del Año’ por la situación que su equipo atraviesa. Tendrá muchas posesiones y responsabilidades que acometer desde el primer día. Respecto a Noel, Dallas puede ser un gran sitio en el que establecerse, un lugar donde no tendría competencias directas como sí tenía en Sixers, donde pueda explotar sus habilidades y mejore a la par que sus compañeros también jóvenes para convertirse en un buen proyecto de futuro. A los Mavericks, de momento, les queda mejorar cada día para apuntalar logros futuros. Por el momento, seguirán siendo un equipo del montón, pero siempre con Dirk a la cabeza.

Comentarios

Más en NBA