Conecta con nosotros

2K

NBA 2K18: Guía para comenzar en My Team

El modo My Team de NBA 2K18 tiene mucho que exprimir. Analizamos cómo sacarle el máximo partido desde el principio.

NBA 2K18

Llevamos ya dos intensas semanas disfrutando de la nueva entrega del mejor simulador de baloncesto de la actualidad, NBA 2K18. Seguro que todos los fanáticos sacamos tiempo de donde no lo hay para jugar, sobre todo al principio, cuando hay tantas cosas y modos de juego por probar. La saga 2K siempre se ha caracterizado por un Modo Carrera muy fuerte, renovado este año, en el que centran gran parte de sus esfuerzos y que juega una gran cantidad de usuarios. En los últimos tiempos, el modo de juego My Team, que nos permite jugar con plantillas de fantasía a nuestro gusto en línea y contra la máquina, coge cada vez más fuerza, por lo que vamos a proceder a explicar las tácticas básicas para poder avanzar correctamente en este modo.

Como ya comentamos, este año el modo viene renovado. Un lavado de cara que ofrece más posibilidades de juego para todos los fanáticos. La adición de nuevos modos contra la máquina y en línea aumenta la diversión y las horas de juego. Al principio, especialmente si eres novato, no se recomienda jugar online muchos partidos, al menos hasta que uno se acostumbra al juego. Este año, modos como Paquete&Playoffs, donde elegiremos jugadores al azar entre varias posibilidades, y Supermáximo, donde jugaremos en distintas ligas con una plantilla limitada por un salario máximo estipulado, componen los modos multijugador.

Cuando uno empieza a jugar a un juego nuevo, novato o no en ese tipo de juegos, debe probar sus habilidades contra la CPU, el mejor modo de ir mejorando equipo y calidad de juego antes de salir ahí fuera a batirse en duelo con usuarios de todo el planeta. Las opciones son abundantes; la Dominación y los desafíos semanales siguen presentes, a lo que se suma modo Calendario, nuevo en NBA 2K18, que nos da 900 desafíos distintos con distintos requisitos y objetivos.

 

Modos de juego

NBA 2K18

Al principio se recomienda jugar Dominación. Aquí, te enfrentas a todos los rivales de la NBA, los “All-Star Teams” y un combinado de lo mejor de la liga para un total de 33 partidos. Cada acción dentro del campo te da puntos, y habrás de conseguir los necesarios para obtener una estrella y pasar al siguiente o las tres, lo que da acceso a todas las recompensas. El nivel y la cantidad de puntos aumentan a medida que te enfrentas a equipos más difíciles, siendo necesario mejorar tu equipo para poder avanzar con tranquilidad.

Una vez conseguidas las primeras 99 estrellas, el proceso se repite con los equipos históricos, aumentando el nivel. En NBA 2K18 se han añadido los “All-Time Teams”, lo que nos da la posibilidad de jugar otros 33 partidos contra los mejores equipos de la historia de cada franquicia. Además de ganar muchas monedas (en los primeros 66 partidos te dan jugadores, camisetas, etc., mientras que en los últimos 33 solo obtienes dinero), tenemos la posibilidad de, en caso de conseguir las 297 estrellas totales, llevar a nuestro equipo a cuatro jugadores rubíes, cuatro amatistas y dos diamantes, lo que mejorará nuestra plantilla exponencialmente.

Los desafíos semanales también dan premios interesantes siendo constante. El año pasado, cada cinco semanas, en caso de haber completado todos, conseguías una carta exclusiva. Las recompensas fueron: un jugador de zafiro, un rubí, un jugador amatista, dos diamantes y dos diamantes rosas, de media 99. Este año ha empezado igual, por lo que es presumible que el sistema sufra pocos o ningún cambio. Es otra manera de conseguir grandes jugadores sin gastar monedas.

Del modo Calendario poco se sabe aún, dada la gran cantidad de partidos, pero no parece que haya recompensas excesivamente sustanciosas por pasarse el ingente número de desafíos propuestos, lo cual es una gran decepción para muchos. Aun así, recordemos que jugar a estos modos e ir avanzando nos permite completar objetivos para las recompensas de este año, cuyo sistema, como ya analizamos, ha cambiado.

Los modos online de NBA 2K18 también prometen dar recompensas interesantes, aunque, como todo, depende del nivel y un poco de la fortuna que tenga cada jugador. El modo Paquete&Playoffs nos permitirá probar a algunos de los mejores jugadores del juego sin gastar monedas durante unos partidos. El modo Supermáximo es el más competitivo y las recompensas prometen ser verdaderamente buenas. Por supuesto, ambos modos son clave en la consecución de las cartas que dan por cumplir objetivos.

NBA 2K18

 

El mercado y sus avatares

Todos los jugadores, expertos y novatos, nos hemos dado cuenta de que las mejores cartas fuera de My Team, como LeBron James o Kevin Durant, tienen una media muy baja para su nivel. Esto es porque durante la temporada, en base a su actuación, 2K irá sacando cartas cada vez mejores de estos jugadores para mantener el mercado fluyendo constantemente. A la hora de comprar a estas figuras, que ahora son las mejores, tenemos que tener en cuenta que acabarán siendo sobrepasadas tarde o temprano, por lo que vigilar los precios de compra se antoja vital para no perder monedas. También hay que tener ojo a la hora de comprar jugadores de un equipo para poder completar la colección, la cual nos permitirá obtener un jugador exclusivo de rubí, ya que muchas cartas están sobrepreciadas ahora al inicio del juego debido a que las recompensas son muy jugosas a estas alturas.

El mercado es un tema especialmente delicado, aunque si se controla bien se pueden ganar muchas monedas comprando barato y vendiendo muy caro, sabiendo cómo fluctúa. Cuando pasen los meses y saquen muchas cartas más, las cartas que hoy valen miles de monedas se devaluarán. Ahora que los jugadores son escasos y mucha gente tiene ya una buena cantidad de dinero procedente de Dominación, es bueno vender cosas para ganar un buen dinero, torna que cambiará en las próximas semanas, especialmente cuando empiece la NBA y cartas mejores salgan a la luz.

 

Los sobres y las microtransacciones

Como en muchos juegos de este estilo, el sistema de microtransacciones está presente en NBA 2K18 y, por supuesto, en My Team. A priori, parece algo voluntario el que cada uno, libre de hacer con su dinero lo que le plazca, decida gastar o no dinero dentro del juego. En el modo Mi Equipo, solo puedes comprar sobres con las monedas virtuales. Si tienes suerte, puedes ganar muchas monedas, y abriendo muchos sobres acabas teniendo suerte. Es verdad que hay muchas cartas que, para el jugador casual que no gasta dinero, son inaccesibles, y si bien no son cartas que te garanticen ganar todos los partidos, ayudan mucho a ello. Es una queja constante por parte de los usuarios este sistema de “pagar para ganar”, pero no parece que vaya a cambiar este año.

El tema de abrir sobres es uno de los mayores dilemas de este modo. A medida que van pasando los meses, salen cartas cada vez mejores, y la posibilidad de que te toquen en un sobre provoca la salivación de muchos usuarios, que se dejan monedas virtuales y reales buscando que la diosa fortuna esté de su lado y les premie con alguna de las mejores cartas del juego. Eso lo dejamos a elección de cada uno; obviamente, cada uno hace lo que quiera, aunque es verdad que las posibilidades de que te toquen grandes cartas son bastante pequeñas. Ahí entra en juego la fuerza de voluntad de cada uno o el riesgo que quiera asumir cada usuario.

 

Jugadores cotizados

Al principio del juego, para los desafíos contra la máquina, se recomienda usar jugadores o dúos que, además de gustar al jugador y que concuerden con su estilo, estén un poco “chetados”, habituales de otros años que también están en NBA 2K18. Los exteriores rápidos y con buen triple y los interiores fuertes con capacidad de rebote y mate bajo el aro están muy cotizados. Los interiores que sepan tirar también se pagan bien, sobre todo si tienen un buen dúo dinámico que suba sus estadísticas. Curry, Harden, Durant, Gobert, DeAndre Jordan y demás estrellas son cartas muy buenas ahora mismo. Como versiones más baratas de estos estilos tenemos a Terrence Ross, Zach Lavine, Kyle Korver, Middleton, Porzingis o Thon Maker, que, pese a sus bajos números, rinden como si tuvieran una media de 90.

Jugadores válidos son todos los que se ajusten a tus gustos y estilo. Recordemos que la imposibilidad de jugar en Supermáximo con las cartas que quieras debido al límite salarial impuesto en cada división hace que todas las cartas sean importantes, y que zafiros que se usan ahora se puedan usar igualmente en mayo, cuando en tu plantilla haya muchos diamantes y no haya dinero para más estrellas. Cada carta barata y recompensa de colección cuenta en tu club, y no está de más tenerlas siempre a tu disposición, ya que también sirven cuando, en ciertos desafíos, te pidan jugar con una determinada cantidad de jugadores del mismo equipo, así no habrá que comprarlas en su momento.

 


 

En definitiva, vemos que este año las posibilidades son muchas y, aunque no sabemos cómo se va a desarrollar el modo a lo largo del año, My Team promete darnos muchas horas de entretenimiento hasta conseguir el equipo de nuestros sueños, que es el principal objetivo de este modo, seguramente el más adictivo de NBA 2K18.

Comentarios

Más en 2K