Conecta con nosotros

2K

NBA 2K18 cambia el sistema de recompensas

MyTeam se renueva y premiará a los jugadores más constantes y de mayor calidad gracias a su nuevo sistema de objetivos.

NBA 2K18

 

Desde el pasado viernes, todos aquellos que reservamos el juego disfrutamos ya del nuevo NBA 2K18, que promete darnos muchas horas de entretenimiento de calidad. Cada uno se habrá puesto manos a la obra con lo que le guste; unos ya estarán con su jugador dominando la liga y siendo los reyes del baloncesto callejero, otros pensando en reconstrucciones y traspasos para llevar a su equipo a la gloria en la nueva e inmersiva historia del modo “General Manager” y otros estamos abducidos por todo el nuevo contenido de Mi Equipo, que ha vuelto renovado con nuevos modos y más sorpresas. Una de esas sorpresas, además de ser un cambio revolucionario, es algo que ha dado mucho que hablar. A lo largo del año hay muchas recompensas por distintos eventos, completar colecciones, desafíos, etc. Algunas de estas cartas son las mejores del juego y resulta muy complicado conseguirlas. Este año ha habido un cambio drástico a la hora de enfocar la persecución de esos jugadores.

 

Sistema anterior

Los pasados años, lo habitual era que dieran recompensas por coleccionar cartas de todo tipo, incluyendo jugadores, balones, insignias, entrenadores, etc. Muchos jugadores que podían y querían gastar una cantidad sustancial de dinero en este modo acababan por conseguir a estos jugadores, algo que sin gasto parecía casi imposible de conseguir dada la gran cantidad de cartas. El año pasado, sin ir más lejos, Jerry West y Wilt Chamberlain, a los que llegó gente sin usar las microtransacciones, eran el preludio de una carta de Kobe Bryant con 99 de media, de lo mejorcito del juego.

NBA 2K18

Otras recompensas se podían conseguir jugando a los distintos modos de juego, como Dominación o el ya retirado “Blacktop”. Además, la constancia en los desafíos semanales se veía bien recompensada con jugadores de gran calidad al alcance de todos. Otras colecciones, como la del año pasado del “Dream Team” de 1992, requerían de tener la fortuna de tu lado a la hora de abrir sobres o buscar en el mercado, o de gastar dinero para intentar conseguirlas abriendo grandes cantidades de sobres.

Este año, todo parece indicar que muchas de las mejores cartas del juego también se podrán conseguir completando colecciones absurdamente caras para la mayoría de jugadores habituales de este modo que no quieren gastar dinero extra en el juego, o al menos no quieren invertirlo en este modo de juego. Es algo que iremos viendo a lo largo del año con casi total seguridad, a medida que vaya incluyendo cartas cada vez más potentes en NBA 2K18.

 

Aire fresco y más recompensas

Al igual que el año pasado, pasarnos el modo Dominación nos recompensará con cartas interesantes, más que el año pasado, además de la permanencia de los desafíos semanales. A esto añadimos las recompensas de todos los nuevos modos de juego, como Calendarios, “Pack&Playoffs” o Supermáximo. Al final del juego, los buenos jugadores podrán disfrutar de cartas muy válidas en cualquier situación, además de sumar para el cambio principal.

Lo de coleccionar cartas es cosa del pasado, ahora la cosa se pone difícil y se piden objetivos para conseguir cartas que, en principio, tienen muy buena pinta, aunque parezcan complicadas de conseguir. Los objetivos te obligan a explorar todos los menús y modos de juego para poder aspirar a las recompensas, por lo que es algo bueno para los novatos que no conocen el funcionamiento de este modo de NBA 2K18.

Para desbloquear el mercado de subastas hace falta jugar unos cuantos partidos, con lo que te vas acostumbrando al juego y además frena la creación de nuevas cuentas destinada al comercio de monedas, actividad ilegal, ya que las empresas se aprovechaban de la facilidad de creación de estas cuentas donde guardar su dinero para luego poder sacar beneficio económico a cambio, lastimando así la experiencia del resto de usuarios.

Conseguir las cartas más potentes de esta lista va a requerir de una constancia y un saber hacer importantes, por lo que no es algo al alcance de los jugadores “casual”. Después de recibir a Stojakovic y J.R Smith en su versión zafiro, Iguodala de color rubí y Jermaine O’Neal amatista, los premios gordos son verdaderamente interesantes. Pete Maravich y Steve Nash en sus versiones de diamante son el aperitivo de un verdadero “rompepartidos”, Shaquille O’Neal en versión diamante rosa, con 99 de media, protagonista en la portada de ediciones especiales y recompensado con una de las cartas más potentes de NBA 2K18.

NBA 2K18

Eso sí, prepárense a sudar para conseguir a estos jugones, ya que para llegar a conseguir los mejores habrá que ser un jugador ávido y constante capaz de ganar a la CPU y online, con tu propio equipo y con el que te depare el azar, teniendo que enfrentarse a equipos de leyenda y a remontadas casi imposibles por el camino. Además de las meras cartas, que no es poco, quedará la satisfacción de saberse dominador de un juego al que le echas tantas horas, lo cual es gratificante.

No cabe duda de que habrá gente que no esté contenta con este cambio de rumbo y la decisión de premiar a jugadores con mucha calidad y que le echen a muchas horas este juego, pero, a priori, parece un cambio acertado el apostar por este sistema. También los jugadores tendremos que cambiar nuestra percepción de este modo que tanto nos engancha, ya que esto produce alteraciones en el funcionamiento del mercado y del propio juego, al existir una motivación adicional para tener que ganar cada partido que juguemos contra otros rivales.

 


 

Solo el tiempo dirá si NBA 2K18 ha superado a sus antecesores en este apartado del juego o si, por el contrario, tienen que recular y volver al sistema de otros años. En unos meses lo veremos, de momento, sigamos disfrutando de este gran juego.

Comentarios

Más en 2K