Conecta con nosotros

Mercado

Dwyane Wade: lo mejor y lo peor de su fichaje por los Cavs

Flash se reencuentra con LeBron. Sin embargo la firma de Dwyane Wade levanta expectativas que pueden no ser reales.

Keith Allison (CC)

Un verano entero de culebrón se soluciona en cuestión de horas. Después de llegar al acuerdo de buyout, Dwyane Wade llega a un principio de acuerdo con los Cleveland Cavaliers. Firmará por un año y el mínimo de veterano de 2.3 millones de dólares.

 

Rol de Wade en Cleveland

Dwyane Wade ya no es el que era. El tiempo pasa por todos y Flash no es una excepción. Desde luego sigue siendo un muy buen jugador de baloncesto y, quizás lo más importante, un jugador con ADN de campeón. Su firma con los Cavs es emotiva por el reencuentro con LeBron. Dos iconos de una generación que se unen después de dominar juntos en Miami. Sin embargo los Cavs no son el mejor “fit” para Wade.

Un jugador como Wade necesita mucho balón y no tiene tiro exterior, aunque lo luzca cuando es necesario y su defensa ha perdido muchos enteros con el paso de los años. Todo esto deja un perfil complicado de utilizar de titular en un contender y que requiere piezas muy determinadas a su lado. Es por eso que su mejor fit era Oklahoma, un equipo donde pasar a un rol de banquillo (si, Wade de sexto hombre) y ser el generador sin Westbrook ni George en pista.

En Ohio es distinto. Todo indica que Wade será titular junto a Isaiah Thomas Derrick Rose, LeBron James, Kevin Love y Tristan Thompson. Y aquí es donde llega el problema. Porque los Cavs ya tienen un jugador que necesita mucho balón, no tiene tiro exterior y cuya defensa ha perdido muchos enteros con el paso de los años: Rose.

 

Las incompatibilidades de Wade y los Cavs

Rose va a ser titular en los Cavs, por lo menos hasta que vuelva Isaiah Thomas. Y Rose y Wade juntos no es la mejor noticia para Cleveland. Contra equipos de media tabla y fondo de la liga no lo sufrirán, pero si ante los grandes. Eso en un quinteto con el astro por excelencia, un talento como Love que pasaría de nuevo a segundo plano y un excelente reboteador sin tiro.

Los Cavs sin duda mejoran la plantilla. Ver el “roster” de año y pensar que jugadores como Kyle Korver o Iman Shumpert estarán entre los últimos cinco de la rotación asusta. Una cantidad de recursos comparable a los que atesora Steve Kerr en los Warriors, pero siguen sin poder plantar un quinteto a la altura de la “death linu-up” de los actuales campeones.

Un quinteto con James y Wade de generadores, Crowder y Smith de 3&D y Love como referencia interior provocaría estragos en ataque. Pero es un quinteto que te obliga a sentar a Isaiah Thomas si no quieres que tu defensa se resienta más todavía. Al igual que Rose con Wade o Korver como alero. Muchos recursos, eso sin duda, pero limitados ante los “contenders”.

 

Quién saldrá para hacerle espacio a Flash

El gran problema de Koby Altman en los próximos días. Qué jugador saldrá para hacer sitio a Dwyane Wade. Los Cavs cuentan ya con 15 contratos garantizados (no garantizados, invitados al “training camp” y “two-way contracts” aparte) y uno de ellos debe salir.

Los intocables no hace falta ni mencionarlos, mientras varios son los candidatos a salir. Jeff Green, José Manuel Calderón y Richard Jefferson parecen los principales, entre los cuales los dos primeros ganarían al último. Calderón por la lesión de Thomas, que le deja como único base junto a Rose. Green, por edad, ya que es un perfil parecido a Jefferson pero seis años más joven.

La otra opción es que Altman consiga el traspaso de un “swingman” que vaya a sumar pocos minutos por una “trade exception” o alguna ronda, aquí Iman Shumpert es el favorito. O bien montar un mega-traspaso con varios jugadores y el pick de Nets de 2018 con el objetivo de llevar otra estrella a Ohio.

 


 

El fichaje de Dwyane Wade es más emotivo que práctico. Jae Crowder o Iman Shumpert encajan mejor como titulares después del último año de Flah, pero Wade es Wade. Y lo será más que nunca, o eso esperan los Cavs, con LeBron de nuevo al lado.

Su mal año en Chicago se debe a varios motivos. La desmotivación ha sido importante y en Illinois tuvieron serios problemas el pasado curso. En un equipo con la rotación y expectativas que le dan los Cavs, una versión veterana y prolífica de Wade puede darse sin inconvenientes.

Más allá de análisis, es un fichaje que alegrará muchas caras por el hecho de juntarse con LeBron James y tratar de conseguir de nuevo el anilllo. Además, en ciertas ocasiones, el talento se impone al mejor de los estudios. Y en este caso a Dwyane Wade siempre le ha sobrado clase y talento.

Comentarios

Más en Mercado