Conecta con nosotros

NBA

¿Aciertan los Chicago Bulls con su inesperada reconstrucción?

Los Bulls tenían atado a Teodosic. El base serbio jugaría en Chicago de no ser por el trade de Jimmy Butler.

chicago bulls-jimmy-butler-minnesota-timberwolves

shinya suzuki (CC)

Los Chicago Bulls paralizaron al mundo NBA la noche del Draft. Mejor dicho, Gar Forman y John Paxon fueron los responsables. Jimmy Butler era traspasado a los Minnesota Timberwolves. Una verdadera estrella, referencia en la mejor liga del mundo, a cambio de dos jóvenes promesas y un intercambio de “picks” del Draft.

Ahora sabemos que este movimiento fue inesperado. Gar&Pax tenían otros planes. ¿Acierto o fracaso?

 

Lo que hicieron: traspasar a Butler y preparar el tanque

¿Hace falta explicación? Pregunten a un seguidor de los Bulls. Butler quizás no salió tan barato como se piensa, pero el precio pagado por otra estrella que quería salir de su equipo – un tal Kyrie Irving – da para pensar. En Chicago podrían haber conseguido más, seguro.

Especialmente cuando a cambio de un top diez del último curso llegan Zach LaVine, Kris Dunn y en el cambio de picks – craso error de Chicago, debieron quedarse ambos – Lauri Markkanen. LaVine, lesionado y termina contrato en 2018; Dunn, tras un curso rookie decepcionante en un contexto poco oportuno; y Markkanen, bueno, gran Eurobasket, mucho hype y más aún por pulir.

Dwyane Wade sale de la franquicia para dar minutos a los jóvenes y se renueva a Nikola Mirotic para llegar al mínimo salarial y darle una nueva oportunidad. Uno de los peores, sino el peor, equipo de toda la NBA. Especial el grupo de bases que han juntado – somos muy fans en The Wing – con el propio Dunn, el infame Cameron Payne y Jerian Grant.

 

Lo que no hicieron: firmar a Teodosic y volver a los Playoffs

Así es. El destino de Milos Teodosic era jugar en Chicago, no en Los Angeles. El serbio y los Bulls tenían el acuerdo cerrado: tres años por 30 millones de dólares. Cifra muy superior a la que percibe con los Clippers (dos años y 12 millones).

La idea del equipo era que Rajon Rondo saliera, mantener a Wade y Butler y que Teodosic reforzase el equipo. El pick 16 del Draft les hubiera permitido realizar movimientos y reforzar el equipo o bien elegir un joven para reforzar el juego interior.

Sin ser un equipo excelente, los Bulls hubiesen vuelto a “Playoffs”. Tal y como confiesa Nick Lotsos, agente de Teodosic, el base hubiera tenido opciones para salir al mercado cada verano. Por lo que los Bulls se encontrarían en 2018 sin los contratos de Wade, Teodosic y, de continuar, Mirotic. Dinero de sobra para una estrella.

 


 

La Conferencia Este pierde enteros. Si bien uno de los máximos culpables es Chicago, Gar&Pax podrían haber mantenido un bloque de postemporada. A diferencia de Paul George, difícil explicar lo que aceptaron los Pacers a pesar de su único año de contrato, o Kyrie Irving, dos años, la salida de Butler es más complicada de entender.

Se podría hablar ahora de los Bulls de Butler, Wade y Teodosic. Un trío que encaja mejor que el “big-three” con Rondo. No serían mejores que Cavaliers, Celtics o Wizards, pero si un equipo para dar guerra y con una de los jugadores más valiosos de la NBA.

Los Bulls pasan en un solo año de su particular big-three, a una reconstrucción dura. De tener a Teodosic firmado, a contar con el peor grupo de bases de la liga (con permiso de los Knicks). ¿Acierta Chicago con la reconstrucción?.

La respuesta parece obvia. Y sino, pregunten a cualquier seguidor de los Bulls.

Comentarios

Más en NBA